OPINION

5 lecciones que debemos aprender de los perros para nuestra vida


5 lecciones que debemos aprender de los perros para nuestra vida

 

Pregúntale a cualquier persona que tenga un perro como mascota y te dirá lo mismo: tener un perro es algo hermoso y vale la pena. Es invitar a un amigo incondicional a vivir contigo y disfrutar de su compañía y su sabiduría, sí, aunque estemos hablando de un animal, y aunque a veces ese animal tiene comportamientos salvajes y que requieren educación, somos nosotros los que tenemos todavía mucho que aprender.

 

1. Las acciones dicen más que mil palabras.

Por desgracia los perros no pueden hablar, pero no significa que no puedan comunicarse. Una cola sacudiéndose o una mirada profunda en tus ojos te dirán todo lo que necesitas saber. Si la comunicación sutil no es tu fuerte, ellos encontrarán una manera más expresiva para hacer llegar su punto (o sea, harán alguna travesura para atraer tu atención). ¿Te has sentido triste y deprimido? Tu perro no necesita hacer más que acercarse y acurrucarse en tus piernas para hacerte sentir bien. ¿Acaso necesitas de algo más?

 

2. Sigue tus instintos.

Si te sientes nervioso, entusiasmado, o algo te aterra, sé valiente, déjalo salir, actúa rápido y concentrado. Igual que tu perro hace. Las personas se inclinan por suprimir sus instintos por usar el raciocinio, pero los perros no se preocupan por eso. El entusiasmo por vivir la vida al máximo es algo que hemos perdido paulatinamente. Tu perro nunca se ha dejado llevar por las trivialidades de su existencia, ¿por qué nosotros sí?, ¿qué ganamos con ello?

 

3. Nunca te subestimes.

Contrario a nosotros los humanos, los perros no temen a la vergüenza de fallar una y otra vez. Tienen una confianza ciega en sí mismos y esta seguridad, aunque a veces parece arrogante y equivocada, es lo que ha mantenido a nuestros amigos caninos persiguiendo gatos, ardillas, palos y pelotas sin cesar, lamiendo platos con comida, haciendo travesuras, persiguiendo sus sueños sin agotarse.

 

4. El secreto está en los pequeños detalles.

Nosotros los humanos solemos complicar las cosas más simples, los perros, por el contrario, son todo lo contrario. Son esas pequeñas cosas que ellos admiran lo que los hace tan encantadores, ¿dormir hasta tarde, salir de paseo, admirar el pasaje, hacer ejercicio, comer saludablemente, querer y proteger a mi familia? ¡Adelante! La vida no puede ser mejor.

 

5. Ama incondicionalmente.

Los humanos solemos tener sentimientos de odio por cosas tan mínimas. Podemos aprender a los perros, que a pesar de que un día nos hayamos olvidado de sacarlo a pasear, o nos sintamos cansados para hacerlo, ellos seguirán amándonos con la misma intensidad que cuando los vimos después de un largo viaje.

Regalar nos hace más felices que recibir
Carta abierta a mi exmujer
5 cosas que deben saberse sobre la asexualidad
Las 4 ideas falsas sobre el amor
5 factores por los que una persona puede cometer una INFIDELIDAD
13 ingredientes necesarios para cocinar una relación perfecta
10 razones para amar la soltería
Infidelidad virtual, un problema real
Mandamientos de las relaciones humanas
Cómo evitar que las redes sociales arruinen mi relación