Las cuatro ideas falsas sobre el amor


Definir el amor es muy complicado. Podemos, en cambio, otorgarle ciertas propiedades que llegarían a definirlo. Los pilares que componen una relación de pareja duradera y madura, se basan en la confianza, el respeto y el deseo. Sin embargo, algunas personas creen que es el propio amor lo que hace funcionar a la pareja.

El amor no nos sucede porqué si, el amor, aunque parezca increible, se aprende y se debe aprender.

A continuación puedes contemplar la siguientes cuatro reflexiones que nos aproximan un poco más a entender de que hablamos al hablar de amor.


1.- Ésta es la primera idea falsa: el amor es la base sobre la que se sustenta la pareja. Como si el simple concepto de amor, en muchas ocasiones idealizado y difícilmente descifrable, fuese la clave. Lo que define a una buena relación es, además de los tres componentes mencionados antes, una buena comunicación, un buen sistema de refuerzos entre ambos, el respeto, la confianza y una buena forma de resolver problemas conjuntamente. Éstos y otros muchos factores son el verdadero amor.

2.- El amor es espontáneo, inesperado, fortuito, impredecible: no puedes controlar de quién te enamoras. ¿Dónde está escrito eso? La espontaneidad en el amor no es del todo cierta: requiere predisposición por parte de la persona. El amor no es algo mágico que sucede sin más, sin que podamos hacer nada por evitarlo. Cada persona elige de quien se enamora porque, para que en esa relación exista el amor, debe haber todos esos componentes que no surgen misteriosamente, sino que hay que trabajarlos y conseguirlos.

3.- Una idea muy relacionada con esta última es la siguiente: el amor, como aparece sin que podamos controlarlo, también puede desaparecer sin que podamos solucionarlo. Ésta es una creencia que tiene mucho que ver con la idea de que el amor significa enamoramiento. El enamoramiento no es más que una fase del amor. Si creemos que esas emociones y sentimientos que se viven al inicio de la relación son los que siempre mandarán en la pareja, estamos muy equivocados. El amor se va transformando, cambia, y hay que adaptarse a eso: si no, estamos perdidos.

4.- Y la última idea falsa: el amor lo puede todo. Quizá “todo” sea generalizar en exceso. El amor puede con casi todo, pero no con todo. Básicamente puede con las cosas que decidan juntos en pareja, según lo que hayas aprendido a lo largo de toda la relación (y lo aprendido cada uno por su cuenta). Puede ser que uno de los dos sea capaz de superar una dificultad que el otro no; por eso es tan importante la comunicación y la negociación en momentos de conflictos. Por tanto, únicamente con el amor no es suficiente.

Si te identificas con alguna de estas ideas, es posible que tu concepto mitificado de el amor esté creando algún tipo de conflicto en la pareja. Quizá sea el momento de reflexionar sobre lo que es realmente el amor y no otorgarle falsas creencias. Recuerda: el amor no es más que un concepto, la pareja necesita mucho más.

Fuente: elportaldelhombre.com