Celos, una palabra difícil de asimilar y aceptar, pero que todos, o si no la gran mayoría, cargamos con ella y, dependiendo del nivel con el que la manejemos,  puede llegar a ser destructiva. Los celos se dan por una falta de autoestima e inseguridad en nuestra persona. Existen diferentes tipos de celos, desde celos a la familia, amigos o celos a la pareja, en los cuales hay unos basados en realidades y otros que son sólo producto de nuestra imaginación, los cuales son más dañinos y peligrosos.

Los celos pueden resultar tan malos que han llegado a destruir familias, pero ¿cómo acabar con esto, como aprender a controlarnos y a poner en ciertos niveles los celos?  El problema no es sentir celos, sino la frecuencia y la intensidad con la que los manejamos. 

Para poder lograrlo, primero  tienes que aceptar que eres una persona celosa, negarlo complica doblemente las cosas; analiza qué tan real es el problema, puede ser que estemos haciendo las cosas demasiado grandes y no lo son. Los siguientes tips te ayudarán a tomar un poco de conciencia y te serán de mucha ayuda en ese momento en el que crees que ya no hay nada que salvar.

1. Confianza y comunicación, piezas clave de toda relación. Tanto la confianza como la comunicación son los pilares de toda relación, si no hay confianza no puede existir nada, debemos dar a nuestra pareja su espacio de intimidad de hacer cosas solo; el no poder dar ese tiempo a solas es fuerte señal de inseguridad, si hay algo que no te parece, díselo, platíquenlo, no hay nada que una buena comunicación no pueda solucionar.

2. La imaginación puede ser buena pero también muy mala. No dejes que vuele demasiado alto, estar pensando mal de todas las cosas que hace nuestra pareja no nos llevará a nada bueno, cuando esos pensamientos te lleguen, ocúpate en otra cosa,  no dañes tu mente con situaciones irreales, respira profundo y analiza las fantasías que has creado.

3. Entierra el pasado. Los seres humanos podemos llegar a ser tan obsesivos y aferrados que queremos traer el pasado de nuestra mano, pero que no nos permite vivir nuestro presente; olvida lo que ya pasó, si te fue mal en tu relación anterior ponle punto final,  no puedes catalogar a todas las personas de la misma manera: si no tienes el deseo de ser feliz no hagas perder su tiempo a los demás, o entierras tu pasado o el enterrará tu presente.

4. Busca explicaciones coherentes a las cosas. Llamar cada 5 minutos a tu pareja para saber qué hace o cómo está, no es nada agradable, ya que en vez de agradar terminarás por enfadar, si crees que está con alguien más o que ayer contestó una llamada tarde, busca la lógica de las cosas y dale un voto de confianza, no te conviertas en su espía ni en un detective ya que esto terminará por destruirte.

5. Respeto en sus vidas. Debes pensar que antes de ti, él o ella tenían una vida, una familia, amigos, trabajo, diversión, etc. Las cosas no tienen por qué cambiar, dar su espacio a cada una es importante, no te encierres en creer que porque ahora es tu pareja el mundo gira a tu alrededor; respetar sus tiempos y dar espacio para relacionarse con el mundo es muy importante. Cuando estén juntos realicen cosas que hagan demostrarse qué tan importante son el uno para el otro, cuánto se extrañan y, sobre todo, pásenla bien, sin reclamos ni discusiones. 

6.  Tu pareja te acepta tal y como eres. Para aceptar amor debes aprender primero a amarte, esta es una prueba infalible ante los celos ya que estos vienen de una falta de autoestima e inseguridad, así que date la libertad de amar plenamente sin condiciones y sin miedos, si te sientes libre y seguro eso mismo vas a transmitir a tu pareja.

7. Analiza con qué frecuencia aparecen los celos. Analizar bien qué tan frecuentes son los celos y porqué razones se dan, te servirá para saber hasta dónde están afectando tu vida: si es algo pasajero que sucede muy rara vez, hasta cierto punto puede ser normal, pero si son la sombra de tus días, ya son celos patológicos en los que un especialista te puede ayudar.

No existe nada imposible, lo más importante es que te pongas en primer lugar tú, qué tanto te amas, y cómo quiero que los demás me amen, me acepten y me respeten; una relación de pareja en armonía, basada en comunicación, confianza, respeto, amor y tolerancia, es la clave para poder derrumbar toda clase de barreras que se presenten en el transcurso de nuestras vidas. Analiza si te hace falta alguno de estos ingredientes, puede ser que ahí esté la clave de ese sentimiento tan desagradable llamado "celos".