Señales para detectar si tienes cansancio mental 

La fatiga es una señal de cansancio o bajo rendimiento de nuestro organismo, ésta puede ser mental o corporal. La primera es ocasionada por el trabajo de los nervios y el cerebro. Y la corporal se da por el esfuerzo físico o muscular. 

¿A quién no le ha pasado que despierta y se siente como si no hubiera dormido? Desvelado, agotado, sigue su día y su concentración disminuye notablemente, las tareas que realiza cotidianamente de una manera rápida y sin complicaciones le cuestan doble trabajo hacerlas y siente que su día no tiene fin.   Estas son señales de cansancio mental, sí, aunque suene un poco extraño, nuestra mente también sufre de cansancio y las vitaminas no son remedio para terminar con éste. Puede ser que tú estés pasando por un trance de cansancio y no te hayas dado cuenta; algunas señales de alarma a considerar son las siguientes: 

El estrés.  Es uno de los principales causantes del cansancio mental, cuando estamos en medio de situaciones de estrés nuestro cuerpo empieza a reaccionar y, por consecuente, nuestra mente; surgen problemas en la alteración del sueño, lo que ocasiona cansancio, dolor de cabeza, dolor de músculos, ansiedad y cuando llega un detonante en todos estos, es el cansancio mental.

Pérdida de sueño. Es recomendado por doctores el descanso de 8 horas diarias, en promedio; de acuerdo a las edades puede variar este número, pero ¿qué pasa con esas noches interminables de vueltas y vueltas en la cama y el sueño nunca llega a nosotros? Si te sucede esto constantemente, es una señal importante de tener este padecimiento.

Hambre o ansiedad. Si comes pero te sientes como si no lo hicieras, es otra señal, ya que cuando no duermes lo suficiente tu cuerpo genera en mayores niveles una hormona llamada grelina, la cual nos produce hambre.
No controlas tus emociones. El cansancio mental  hace que pierdas el control de tus emociones, ya que tu cerebro trabaja solo a un 60% y no al 100%, por lo que te vuelves menos tolerante y más irritable ante situaciones de estrés.

Te vuelves olvidadizo. Si se te olvida dónde quedaron las llaves, y las traes en la bolsa o posiblemente en la mano, ésta es otra mala señal. El cansancio mental afecta a la concentración y la memoria, debido a que no está trabajando tu mente de manera correcta.

Pérdida de control motriz. La fatiga hace que nos volvamos torpes y lentos, si presentas constantemente estas situaciones de que se te caen las cosas de las manos, o no reaccionas rápido ante un tropiezo o alguna situación en la que tengas que coordinar tu cuerpo, ten  cuidado, no lo pases por alto. 

La fatiga mental bloquea nuestra mente, y en algunos casos puede avanzar tanto que en personas adultas se puede confundir con el Alzheimer. 

Es importante cuidar nuestra salud y darle un buen descanso a nuestro cuerpo y mente,  es una tarea fundamental para que éste trabaje de manera correcta. Cuidémoslo, dando descansos de 10 a 15 minutos en periodos largos de trabajo, realizar ejercicio, buena alimentación, y ¿por qué no? una buena música relajante nos ayudará a  sentirnos bien.

Demos tiempo a todo, el trabajo nunca se terminará, así que hay que saber manejarlo, sin olvidar que nuestra prioridad sea siempre tener una buena salud.